7 may. 2010

Desde los ojos de un venezolano

Maya Fajardo. Estudiante de Diseño Industrial de la Universidad de los Andes.

“Ayer, mientras daba vueltas en una tienda por departamentos buscando artículos de diseño curiosos para un trabajo de la universidad, después de toparme con unos utensilios daneses, que me gustaron por ser realmente funcionales y hermosos; comencé a buscar, hasta cierto punto inconscientemente, utensilios venezolanos para incluir en mi trabajo.

Ésta difícil y frustrante tarea me llevó a analizar la situación de nuestro país con respecto al diseño industrial.

De acuerdo con Marín (2002, p.34) “ La identidad de los pueblos nos remite a su cultura…. y ésta es un modo de ver y entender el mundo y formas de vida compartidas que se expresan en instituciones, comportamientos regulados, objetos artísticos, sabores transmitidos y artefactos.”

¿Cuál es nuestra identidad dentro del diseño industrial en Venezuela? ¿De qué manera entendemos el mundo del diseño?

Nosotros los venezolanos, olvidamos por décadas los rasgos característicos de nuestro país; llegamos al punto de envidiar el material que ofrecen las otras naciones (principalmente potencias), mientras despreciamos todas las riquezas que tenemos en esta región del mundo.

Lo específico de una cultura determinada, no está necesariamente en que contenga aspectos singulares, sino en el modo de expresarlos y de integrarlos de un modo diferente a los otros pueblos.

Como parte de la nueva generación de diseñadores industriales venezolanos, siento que debemos estar conscientes de nuestra capacidad creativa y de las potencialidades humanas individuales y colectivas que poseemos, pero especialmente de las innovadoras y originales como una gran herramienta para dar respuesta a las grandes exigencias del comercio y diseño internacionales, desde una perspectiva mucho más autóctona. Debemos comenzar a resolver nuestras necesidades de diseño cotidianas, al mismo tiempo que plasmamos lo que significa ver la realidad de un mundo tan globalizado desde los ojos de un venezolano”.

Es un articulo interesante que nos pone a pensar en la situación actual que vive el diseño industrial en un país con tantas riquezas y con tanto potencial humano como Venezuela, es momento de que los futuros y actuales diseñadores industriales adoptemos una posición activa y contribuyamos al desarrollo de nuestro país que tanto lo necesita.

Quiero agradecer a la autora por permitirme publicar este articulo en el blog.