30 jul. 2011

Los venezolanos y el consumo de dispositivos móviles.

Desde que se inicio la fabricación de dispositivos móviles en el mundo, se abrió una brecha tecnológica que separo al mundo de la comunicación de nuestros abuelos, con el mundo de la comunicación de las nuevas generaciones. En Venezuela el consumismo de teléfonos celulares se inicio muy temprano con la aparición del celular Tango 300, muy exento de las millones de aplicaciones que tienen los celulares en la actualidad, pero que sin lugar a dudas hizo ganar mucho dinero a las recientes compañías de teléfonos móviles que se instalaban en el país.

Los celulares fueron evolucionando y con ellos también evolucionaron nuestros deseos de adquirirlos, cada vez salía un nuevo modelo al mercado, que traía una nueva función; tomar fotografías, pequeñas linternas, reproducir canciones mp3, etc. Para ese entonces aun existía un consumo moderado de celulares, aunque siempre el venezolano promedio aspiraba adquirir el último modelo y de precio más elevado.

En la actualidad 28,3 millones de líneas de teléfonos móviles funcionan en Venezuela, casi que el 100% de la población venezolana posee uno o más teléfonos celulares, estas cifras han sido reveladas por Conatel en el año 2010. Blackberry e Iphone han sido las marcas más vendidas en los últimos 2 años, según el director de comunicación y desarrollo social de Telefónica Movistar, Venezuela compra el 70% de los Blackberry que la compañía vende en Latinoamérica, superando en gran medida a países como Brasil y México, que tienen una población mucho mayor a la nuestra.

Este incremento tan desmesurado en la adquisición de celulares de última generación, podría estar relacionado con la realización del ego que tienen los venezolanos, el representar status, o cierto prestigio, lo que los venezolanos no se han dado cuenta o no quieren ver, es que los precios de este tipo de celulares se han incrementado en más de un 100% en los últimos meses, llegando a precios que superan los 5 millones de Bs. Un tema un poco más absurdo y que ha sido registrado por los medios de comunicación nacionales, es que los padres están comprándoles estos celulares a sus hijos, para que vayan a la escuela, y no se sientan menos que sus compañeritos por no tener un Blackberry, sin hablar de que las personas que tienen un celular Blackberry o Iphone se convierten en blanco principal de los ladrones, debido al precio que tienen estos celulares y que por sus características formales son objetos que difícilmente pasan sin ser advertidos.

En países desarrollados, donde la economía se mantiene estable, las personas conocen un término que se llama Boicot, cuando las grandes compañías intentan venderles algún producto que está muy por encima de su precio real, las personas se niegan a comprarlo aun cuando tuviesen la estabilidad económica para hacerlo, lo que obliga a las compañías a disminuir sus precios para poder obtener ganancias.

Lo que hace falta en Venezuela es tomar un poco de conciencia sobre los objetos que adquirimos, pensar en calidad y utilidad, más allá de comprar el último dispositivo cualquiera que fuese por moda.

Esto es sencillamente una reflexión, tratemos de tomar conciencia sobre el consumismo desmesurado.