14 ene. 2012

Iconos del Diseño: la primera Cámara Kodak

Hoy nos vamos a ir unos cuantos años atrás… para hablar de un producto clave en la historia de la fotografía, fue en 1887 cuando George Eastman comenzó a trabajar en un nuevo “dispositivo” fotográfico que fuese sencillo de usar. Él quería crear un sistema que dejara todas las dificultades en manos de los fabricantes, colocando en manos de los usuarios un aparato que hasta un niño de seis años pudiese utilizar.

Eastman registró todas las especificaciones de su nueva cámara amateur en la patente de diseño, notando sin lugar a dudas que algunos de los elementos de esta nueva cámara facilitaban la manufactura y construcción de la misma.  El nombre de Kodak lo inventó en ese mismo año, la Kodak de 1888 fue un dispositivo moderno, característico por ser un cubo negro.  Este dispositivo cargado con una tira de película reveladora, permitía realizar unas cien fotografías, su precio para ese entonces fue de 25 dólares.

Y es que su uso no podía ser mas sencillo, el fotógrafo novato solo tenia que colocarse directo en frente del sujeto a fotografiar y presionar un botón, cuando ya hubiese tomado las cien fotos, debía llevar la cámara hasta la fabrica donde por solo 10 dólares, la película fotográfica era removida y la cámara era recargada nuevamente. La simplicidad del sistema fue transmitida perfectamente por el famoso eslogan publicitario de Eastman: "Presiona un botón, nosotros hacemos el resto". El éxito de la compañía Kodak fue el resultado de un solido conocimiento de la interrelación entre la tecnología y el mercado, este conocimiento base le sirvió al creador de Kodak para la modificación y reorientación de su negocio tanto a nivel tecnológico como comercial, reconociendo la existencia de un mercado masivo, el cual explotó satisfactoriamente.