25 oct. 2015

5 Lecciones de mi Primer Trabajo como Diseñador

















¡Hola! ¿como han estado? seguramente habrán notado la ausencia de posts en el blog, les comentare rápidamente porque dejé de publicar con tanta frecuencia, no se si recuerdan que antes el blog tenia una URL distinta (fandinhodesign.blogspot.com) bueno gracias a mi "brillante idea" de renovarlo y darle una imagen mas coherente, se me ocurrió colocarle la dirección web que posee actualmente… eso hizo que perdiera seguidores, número de lectores y visitas de manera Trágica, lo que desencadenó una mini depresión digital en este servidor U.U. Pero ya volvemos al ruedo con las pilas bien puestas y los ánimos renovados.

Hoy les voy a comentar sobre algunas lecciones que aprendí en Mi Primer Trabajo como Diseñador Industrial, espero que estos consejos puedan serte de utilidad. Comencemos con la lista:

1. Nunca, nunca (NUNCA) inicies una relación laboral sin firmar un contrato.
Si aplicas a una oferta de trabajo y resultas ser seleccionado no inicies una relación laboral hasta que la empresa no haya establecido de manera clara las condiciones de trabajo, tus beneficios como empleado, tu salario neto, sumado a los beneficios estipulados en la Ley del Trabajo vigente del país en el que te encuentres. La firma de un contrato es el primer indicio positivo de que la relación laboral va a tener beneficios tanto para el empleador como para el diseñador.

Con el tema del salario debo hacer un pequeño paréntesis, recuerda que quien estudio varios años, se trasnochó, invirtió tiempo, dinero y sueños fuiste tú, lo ideal es que en nuestro primer trabajo podamos comenzar a cosechar los frutos de nuestra inversión educativa, así que trata de que la oferta salarial pueda cubrir tus expectativas y te permita crecer personal y profesionalmente.

2. La Calle y la Universidad son dos mundos completamente diferentes.
En la universidad nuestros proyectos valen notas en la calle (mundo laboral) valen dinero, en clases podíamos incluso relajarnos y decidir cuando comenzar a bocetar o diseñar pero en las empresas el tiempo vale dinero, si no eres productivo puedes afectar notoriamente el rendimiento o la producción de esa empresa. Al principio es normal que se nos haga un poco cuesta arriba adaptarnos al ambiente laboral, las demandas de nuestros jefes, los tiempos, etc. El truco está en poder adaptarnos rápidamente a este nuevo ritmo.

Otra diferencia que vas a notar es que esas empresas por lo general tienen ya proyectos en cola y si eres de los diseñadores que les gusta hacer las cosas bien como nos enseñaron en la Universidad  (primero investigar, conocer el problema, al usuario) bueno es probable que no puedas aplicar toda esa metodología gracias a los tiempos de entrega, así que dependerá de ti el hacer de tripas corazón con los primeros proyectos que te asignen, ya luego tu estableces con firmeza tu metodología de trabajo.

3. Harás de todo un poco…
Yo pensé que solo haría trabajos relacionados con diseño industrial, pero no, me tocó ser también diseñador grafico, diseñador web, aprender un poco de atención al publico, ponente y hasta hacer trabajo de limpieza. De alguna manera todo esto me ayudo a ganar mas experiencia en esos campos que antes no dominaba o dominaba poco y poder aplicarlos en nuevas experiencias laborales. Aquí va a depender mucho tu humildad como persona, tu disponibilidad de aprender y tu voluntad.

4. Tu Tiempo vale Oro.
Trabajar horas extras esta bien cuando estas iniciando un emprendimiento (es tu sueño), pero si vas a trabajar horas extras para enriquecer a terceros asegúrate de que te sean remuneradas. A veces nos involucramos demasiado en un proyecto o en un trabajo que nos olvidamos del tiempo libre, el compartir con familiares y amigos también es necesario y debe ser obligatorio para darle un descanso a nuestro cuerpo y mente.

5. Trabaja en un lugar que te inspire.
Pensándolo bien esta debió ser la primera lección del post, pero también creo que es una de las mas importantes y quizás haya sido bueno dejarla para el final. Si aplicas a un trabajo trata de que en esa empresa te permitan crecer, aprender y madurar como diseñador. Seria conveniente que antes de aplicar hicieras una mini investigación sobre la Misión, Visión, Valores y Objetivos de esa empresa y ver si te transmiten una buena vibra, un buen feeling. El truco está en ir a trabajar a un lugar que nos guste, que nos inspire y no ir simplemente por obligación. Si un día sientes que tu trabajo actual ya no te motiva, ni te apasiona puede que sea el momento de avanzar, de moverte a otros horizontes.

Si te ha gustado esta publicación y crees que puede serle útil a alguien no dudes en compartirla. También puedes dejar alguna opinión o algún comentario relacionado con el post o contarnos tu experiencia.